Amas de Casa Desesperadas
lunes, noviembre 20, 2006
posted by Mr. Daho at 5:29 a. m.

Hasta hace poco tiempo, las producciones de ficción nacional no tenían demasiada suerte tras abandonar el aire. Condenadas por magros resultados, por escasa venta, por las decisiones no siempre claras de los programadores de televisión, decían adiós y era para siempre.
Ahora, la moda –al menos para algunas– es "hasta luego". Anoche terminó Hermanos y detectives, la miniserie dirigida por Damián Szifrón que le dio una cuota de originalidad y producción nacional a la ficción 2006, en la que crecen las reversiones locales de éxitos foráneos como Casados con hijos o Amas de casa desesperadas, entre las actuales en pantalla. Sin embargo, antes de despedirse, Telefé (Teleocho, en Córdoba) ya tenía prevista su segunda pasada a partir de enero.
Quizá en verano, sin las presiones de la competencia extrema, y con una baja estacional en las mediciones de audiencia, la serie tenga una emisión más estable en días y horarios. Hermanos y detectives, desde su lanzamiento en setiembre, sufrió los movimientos permanentes que terminaron por agobiar, primero al televidente y después a la propia serie, con un resultado que fue decayendo capítulo a capítulo y cambio a cambio.
La repetición es una posibilidad relativamente nueva en la ficción argentina. Los Simuladores funcionó en sus tres pasadas por televisión abierta casi con el mismo impacto que si sus capítulos fueran estreno; Casados con hijos fue todavía más allá: luego de una primera emisión con un rating muchísimo más bajo de lo esperado, en su reposición (el verano pasado) consiguió no sólo el récord, sino que –con cuatro repeticiones– le hacía frente al tanque de la competencia de las 21, Sos mi vida. También Canal Trece (Doce, en Córdoba) recurrió a la reproducción de sus series más exitosas como Floricienta o Son amores, con el trío de los Marquesi, probando suerte en el horario de la tarde.
La repetición en la televisión se ha convertido en una constante de los canales, que incluso readecuan sus propios contenidos de acuerdo a las necesidades del momento. La repetición casual de Casados con hijos, que finalmente se convirtió en boom pero que inicialmente ocupó un espacio veraniego a falta de otras opciones, fue consecuencia de una tendencia creciente. Telefé reeditó lo mejor de VideoMatch y llenó el contenido de Vale la pena, cuando Marcelo Tinelli se marchó a Canal 9. Cuando Guillermo Francella partió –sólo duró un año– para Canal Trece, el canal de las pelotitas puso al aire lo mejor de Poné a Francella, también con buen resultado (mejor que la malograda Durmiendo con mi jefe). Canal 9 está emitiendo compilados con lo mejor de Todo por 2 pesos, el programa que tuvo su paso por esa pantalla y luego desembarcó en el viejo ATC.
También se han repetido programas, y no sólo ficciones, con muy buen resultado. Incluso, aquellos protagonizados por Susana Giménez o Marcelo Tinelli, que sólo pueden pensarse como en vivo y en directo y que sin embargo se mantuvieron con audiencia satisfactoria.
Mujeres asesinas, a fines de 2005, repitió algunos capítulos de su primera temporada mientras preparaban el regreso para este año, consolidada como una de las series más vistas.
El vértigo de la televisión moderna da un respiro. Lo que pasó no desapareció, ni tiene destino de canal Volver. Hay ahora una posibilidad de volver a ver lo mejor de la producción argentina, donde nada parece ser tan efímero como parece.

Fuente: La Voz.
 

Mira mis estadisticas.!