Amas de Casa Desesperadas
miércoles, diciembre 13, 2006
posted by Mr. Daho at 4:48 a. m.

Todo el tiempo, la TV nos recuerda que estamos en un mundo globalizado.
Más todavía, nos dice exactamente que la pantalla chica ha hecho en los últimos tiempos varios aportes decisivos para que la caracterización del planeta encerrada en el título del último libro del periodista y analista internacional Thomas L. Friedman (El mundo es plan) adquiera la condición de tal, con visos a estas alturas irreversibles.
* * *
Lo vemos cada día, o cada semana, con indicios y hechos que, de tan cotidianos, ya pasan inadvertidos y se nos hacen naturales. Desde la ficción, Casados con hijos y Amas de casa desesperadas son, con sus matices en términos de adaptación del original y adecuación a nuestra realidad, ejemplos cabales de cómo los modelos televisivos que nacen en algún lugar del mundo -con el poder indiscutible que tiene la maquinaria del entretenimiento nacida en Estados Unidos- pueden afirmarse, ampliarse y reconocerse en otras regiones.
Desde un modelo de TV más realista -otra muestra de la campante globalización en la que nos movemos- nuestro "Bailando por un sueño" remite de inmediato a otras experiencias similares de repercusión sostenida alrededor del globo.
Pero cualquiera de estas manifestaciones palidece frente a cualquier hecho de actualidad capaz de activar de inmediato toda la maquinaria televisiva a instancias planetarias.
Lo pudimos comprobar en la calurosa tarde del domingo último a partir del momento en que se conoció la noticia del deceso de Augusto Pinochet. Enseguida, las grandes cadenas internacionales a las que tenemos acceso a través de los sistemas de TV paga se dedicaron a seguir las repercusiones del hecho en continuado, casi sin interrupciones y adaptando su programación a esas circunstancias.
Entre nosotros, tal vez porque todavía creemos aquí que los domingos están exclusivamente dedicados al fútbol y que no hay razón de ser para que algún buen espacio informativo se haga fuerte en esa jornada, los canales locales dedicados a la información se respaldaron mayormente para la cobertura del hecho en la reproducción de imágenes generadas desde Santiago por emisoras chilenas. Y sólo a través de una oportuna emisión del ciclo Documenta, por América, la TV de aire logró darle cierto inmediato contexto a las noticias llegadas desde el país trasandino.
En este sentido, hubo que confiar una vez más en los buenos oficios de CNN Internacional y el estupendo seguimiento que hizo el canal internacional de la BBC para estar al minuto atento a los acontecimientos. Lo ocurrido el último domingo dejó en claro que ningún suceso trascendental registrado en el mundo dejará de tener protagonismo excluyente desde una pantalla que puede trasladar sus ecos a todo el mundo en tiempo real. Y también puso en evidencia que la tendencia no dejará de crecer en los próximos tiempos.
Que dos cadenas globales de noticias, con distintas aspiraciones pero iguales en su pretensión de llegar a todo el mundo, hayan anunciado sus respectivos lanzamientos con escasa diferencia de tiempo durante el último tramo de este año no es una coincidencia, sino un signo de los tiempos. Primero supimos que la cadena Al-Jazeera, nacida en el pequeño emirato de Qatar, lanzó su canal de TV en inglés. Y hace exactamente una semana comenzaron las emisiones para el cable y la TV satelital de France 24, la primera emisora de TV surgida en ese país con información permanente y dirigida a una audiencia global.
* * *
"Nuestros competidores serán CNN, BBC y Al-Jazeera", dijo el director general de France 24, Alain de Puzilhac, al frente de un proyecto impulsado en persona por el presidente francés, Jacques Chirac, con el fin de "llevar a todas partes los valores de Francia y su visión del mundo".
Por más que estemos pendientes todo el tiempo de nuestras querellas domésticas, esta doble afirmación de una TV globalizada debe anotarse como uno de los hechos más importantes del año en la pantalla chica también para la Argentina, porque tarde o temprano accederemos a estas nuevas cadenas y podremos enriquecer nuestro juicio de televidentes con miradas diferentes.

Fuente: Diario La Nación.
 

Mira mis estadisticas.!