Amas de Casa Desesperadas
jueves, octubre 12, 2006
posted by Desperate Fan at 9:40 p. m.

GENTE festejó sus 41 años con la tradicional velada en La Mansión del hotel Four Seasons. Los invitados, de lujo: las 26 mujeres éxito de la televisión y los héroes de la Davis, José Acasuso y David Nalbandian. La intimidad de una noche glamorosa, en la que Rubén Rada sorprendió con un show único y ellas lucieron los vestidos más exclusivos de los diseñadores top.

Querida, le llevé tu librito a Ambar…
–¿Ya se lo leyeron? ¿Le gustó…?
–No, no, porque Juanita se fue de viaje y estuvo con Juan, el papá. Pero ya tendrá oportunidad. Una de estas noches, seguro, la mamá se lo contará.
–Bueno, tenéme al tanto. Quiero saber qué le pareció…

El diálogo lo instala la señora de los almuerzos. Mirtha Legrand, claro. La que pregunta es Araceli González (el ama de casa sexy de Canal 13, flamante escritora para los lectores más pequeñitos, que le obsequió un ejemplar de Ada y los miedos a la bisnieta de la diva). El encuentro sucede en el salón principal de La Mansión del Four Seasons, donde GENTE festeja sus 41 años de vida con la tradicional gala. Los invitados, de lujo: las 26 mujeres top de la televisión –actrices, conductoras, entertainers– y nuestros héroes del tenis, David Nalbandian y José Acasuso.

SUSHI Y CONFIDENCIAS. No llegaron todas. Pero Romina Gaetani (primera en pisar la carpet) consigue un par de cómplices para visitar el sector de los sushi. Julieta Ortega y Mariana Fabbiani se le suman. Y, entre degustación y degustación, se las escucha comentar:
“Estoy estudiando canto. El año que viene quiero dedicarme a eso. Por ahora sólo me animo a hacerlo en la ducha. Mientras, escribo canciones en un cuaderno. Letras con historias que me emocionan y sensibilizan…”, murmura Gaetani mientras se sirve otro roll de salmón.

AUSENTE CON AVISO. Gabriela Toscano es la única Ama de casa desesperada que no llega ni llegará. Avisó, claro, que faltaría a la cita. Una afección en los riñones la alejó por tres días de las grabaciones y también de la gala. Tenía listo el vestido de Sathya, sabía qué peinado y maquillaje usaría, pero el médico le exigió reposo.

NO ME RETEN, SOY PEÑA. “Perdón, perdón, perdón…”, suplica a las once de la noche Florencia Peña, corriendo por las escalinatas del hall principal. “Es tardísimo, lo sé. Pero comprendan: entre Casados con hijos en la televisión, Sweet Charity en el teatro, un marido en mi casa, un hijo que pide ver a su madre de vez en cuando y estos compromisos, siempre llego tarde a todos lados. ¡No me reten, please!”. Una vez disculpada, algo más tranquila, confía: “Me va tan bien en todo, estoy tan plena y feliz, que tengo miedo de que se me caiga una maceta en la cabeza y se corte la racha”.
–Nena, no digas eso. Vos te merecés todo lo que te pasa –la reta Carola Reyna, quien la oye al pasar.
–Gracias. Vos porque me querés... ¿Y Boy? ¿Me hacés el favor de mandarle un beso al bombón de tu marido?
–Prometo, pero siempre y cuando vos me jures que nos juntamos a comer.
–¿Cuándo, dónde, cómo…? Ahora no tengo tiempo. Y si me lo hago, ponéle la firma que llego dos horas después.

Y la fiesta, la gala anual aniversario recién comienza.


Fuente: www.gente.com.ar

 

Mira mis estadisticas.!