Amas de Casa Desesperadas
jueves, noviembre 16, 2006
posted by Mr. Daho at 11:30 p. m.

Image Hosted by ImageShack.us

Eliana González parece mucho más chica de lo que es. Un estigma que la persigue desde que comenzó a trabajar. “No está tan mal, algunos dicen que así tengo una carrera más larga”, se ríe y recuerda que comenzó a los 11 “con una publicidad de Zucaritas. A los 14 me llamaron de Telefe para hacer un personaje en Cebollitas y en el 2000, Chiquititas. Ya tenía 18 años, pero seguía haciendo de 14. Lo mismo que el año pasado en la película ‘La mano de Dios’, sobre la vida de Maradona donde hago de Claudia cuando tenía 16 años”. Igual que ahora, que con 24 años, interpreta a Julieta, la hija de Gabriela Toscano en “Amas de casa desesperadas”. “Nunca me imaginé que me iba a resultar tan complicado hacer un personaje de 14 años. Ahora estoy muy lejos de esa edad. Para mí Julieta es alucinante. Hay cosas mías puestas en el personaje. La relación con su mamá es muy parecida a la que tengo yo con mi mamá, aunque por otras circunstancias. Mi mamá se enfermó hace diez años de esclerosis múltiple y está todo el día en casa. La nuestra es una relación de par a par, e increíble. A veces yo me siento también, como Julieta, más madura que mi mamá. Yo tuve que crecer mucho porque ella se enfermó cuando yo tenía 14 años. Es muy difícil entender que tu mamá, que todo lo puede, ya no puede”, dice Eliana sin ningún dejo de autocompasión.

Silvia, su mamá, es médica “y aunque ya no puede ejercer, sigue estudiando. Ella era muy deportista. Poco tiempo antes de enfermarse iba a patinar conmigo”, recuerda y confiesa que “cuando noté que ella dependía de mí, me tuve que fortalecer. Me di cuenta muchos años después de lo que me había dolido. En ese momento traté de salir adelante y de ayudar. Mi mamá es maravillosa. Tiene una gran fortaleza y yo aprendo día a día de ella. Yo no sé si estuviera en su lugar si podría tener su sentido del humor y las ganas que ella tiene de hacer cosas, a pesar de estar en una silla de ruedas y depender de otros para todo. Ella es un ejemplo para mí. Me enseña a disfrutar de lo que tengo y a ver la vida con optimismo, porque ella lo ve así”.

Aunque la situación de su madre en la vida real no es la misma que vive el personaje de Gabriela Toscano, Eliana encuentra otros parecidos que la ayudaron al momento de componer a Julieta. “Mis padres también están divorciados. Se separaron cuando yo tenía 10 años. Y hay cosas que me encantó vivir con Julieta. Hay permisos que tiene el personaje que yo no tuve. Ella es muy mimada, por ejemplo. Yo tuve que ser fuerte y madurar rápido”, dice.

Image Hosted by ImageShack.us

Fuente: Revista Semanario.
 

Mira mis estadisticas.!